Av Presidente Masaryk 18 Rincón del Bosque, Polanco V Secc 11580 CDMX
(52 55) 2454 9077

Todo lo que debes saber sobre Compras Sostenibles en 5 minutos

¿Recuerdas el famoso caso Nike, en donde se le acusó a la empresa de explotación infantil en sus fábricas en países orientales? Este caso llegó hasta la corte ya que una organización civil en Estados Unidos llamada Made in USA encontró que niños en Vietnam, Camboya y China trabajaban cerca de 12 horas diarias en sus fábricas, con condiciones deplorables y pagos muy injustos.

Te preguntarás ¿en quién recae la responsabilidad? ¿Se puede considerar que esta empresa explotaba a niños para aumentar sus ganancias?

Desafortunadamente la respuesta no es tan simple, ya que, si bien Nike recibió el impacto económico y reputacional de la situación, no podemos dejar de lado que en realidad fueron los maquiladores locales quienes contrataban mano de obra infantil.

Este ejemplo nos enseña que es labor de las grandes empresas tener los mecanismos que le aseguren una correcta evaluación y detección de riesgos tanto económicos como sociales y ambientales en su cadena de valor.

La ISO 20400 de Compras Sostenibles es una herramienta que contribuye al cumplimiento de los estándares de Responsabilidad Social proporcionados por la ISO 26000 para que puedan ser aterrizados e integrados a la función de compras.

Esperamos que este artículo te brinde las bases sobre las herramientas que existen para poder establecer un modelo de compras responsables en tu organización.

¿Qué son las compras sostenibles?

La Norma ISO 20400 define a las compras sostenibles como la manera en que las empresas obtienen los productos o servicios de sus proveedores tomando en cuenta aspectos más allá del precio o calidad de servicio, tales como factores éticos, ambientales y sociales, logrando así una visión más completa que la Norma ISO 9000 de control y gestión de calidad.

¿Por qué es importante contar con un modelo de compras sostenibles?

La importancia, en primer lugar, radica en el asegurar la minimización de riesgos para tu negocio. En segundo lugar, contar con un modelo de compras que tome en cuenta aspectos éticos, sociales o ambientales, promueve que tu organización se fortalezca y garantice su permanencia en el tiempo, haciendo de tu negocio, un negocio sostenible.

Imaginemos que descubres que uno de tus proveedores dedicados a la venta de materias primas que provienen de los árboles, tala más ejemplares de los que siembra y, además, esto le ha causado problemas de regulación con el gobierno, ¿crees que sea bueno para tu negocio relacionarse con una empresa así?

ISO 20400: la norma por excelencia para implementar un sistema de compras sostenibles

Hace unos meses publicamos un artículo en nuestra web en donde tocamos muy superficialmente el contenido de esta norma. En esta ocasión, entraremos mucho más a detalle.

Como bien sabes, existe una norma internacional sobre Responsabilidad Social llamada ISO 26000, la cual establece siete materias fundamentales que las empresas y organizaciones deben tomar en cuenta para establecer sus respectivas estrategias de RS. Estas materias son:

  • Gobernanza de la organización
  • Derechos humanos
  • Prácticas laborales
  • Medio ambiente
  • Prácticas justas de la operación
  • Asuntos de los consumidores
  • Participación activa y desarrollo de la comunidad

Por su parte, la Norma ISO 20400, retoma estas mismas materias pero con la perspectiva de la función de compras. A veces parece intangible, incluso inimaginable cuando hablamos sobre la integración de consideraciones de factores éticos, sociales y ambientales en las características de contratación de proveedores. ¿Para qué incluirlos si el objetivo principal es garantizar costo y calidad, cumplir con las entregas y asegurar la provisión necesaria para la producción?

La Norma ISO 20400 pone sobre la mesa una guía, una hoja de ruta, que permite facilitar la integración de estos factores sin comprometer los objetivos prácticos de las compras. A continuación un diagrama que muestra esos 6 sencillos pasos para lograrlo.

Principios de las compras sostenibles

En este sentido, la norma brinda una serie de recomendaciones a las organizaciones para conocer las expectativas de sus grupos de interés en materia de sostenibilidad y, a partir de ahí, establecer estándares e indicadores en aquellos temas que resultan prioritarios tanto para el comprador como para el proveedor.

De esta forma, se logra un trabajo en conjunto que garantiza la continuidad de la relación comercial, el cumplimiento legal y el respeto ante la sociedad y el medio ambiente.

Por ejemplo, en la materia fundamental Prácticas laborales y derechos humanos, algunos de los puntos que pueden abordarse a manera de indicadores o requisitos en la negociación comercial, son:

  • Garantizar condiciones de trabajo dignas
  • Prohibir el trabajo forzado e infantil
  • Promover el diálogo social
  • Respetar los Derechos Humanos de los colaboradores y comunidades
  • Garantizar la inclusión social y diversidad
  • Promover la equidad de género

A través de indicadores y auditorias, el comprador puede verificar que cumplan con estas obligaciones de sostenibilidad y tomar medidas en caso de que no sea así. Es importante resaltar que la Norma ISO 20400 no es certificable, sino únicamente una guía de estándares prácticos para la operación.

Beneficios de contar con un modelo de compras sostenibles

Como mencionábamos, los riesgos relacionados al no tener un abastecimiento responsable no solo se enfocan en medio ambiente, sino en toda una serie de materias adicionales. Gestionar estos riesgos no es el único beneficio de implementar un sistema compras sostenibles. Existen aspectos positivos para tu negocio y para el resto de tu cadena de valor. Por mencionar algunos:

  • Respuesta a las demandas en sostenibilidad de los clientes.
  • Creación de una ventaja competitiva.
  • Estimulación de la innovación.
  • Respuesta a las demandas de los grupos de interés.
  • Cumplimiento de legislaciones y regulaciones.
  • Gestión de riesgos empresariales.
  • Mayor productividad y motivación de los empleados; entre otras.

Casos de éxito

Existen empresas que nos pueden servir como ejemplo ya están desarrollando este enfoque de la sostenibilidad con sus proveedores y están obteniendo buenos resultados.

  • Shell  reestructuró su cadena de valor con la estrategia “more upstream, profitabledownstream”, formando lazos más fuertes y duraderos con sus proveedores desarrollando un programa que le permite facilitar y hacer más transparente sus procesos, incluyendo minorías étnicas, mujeres y pequeños proveedores, comenzó a hacer análisis internos exhaustivos para mejorar las situaciones y construyendo un servicio de gestión logística en alianza con Accenture, permitiéndole tener mayor control sobre sus proveedores.
  • Toyota evalúa a sus proveedores usando KPIs. Además, realizan revisiones regulares de empresa a empresa y gestionan las necesidades de las distintas divisiones de Toyota, estas prácticas han generado ahorros que se comparten 50:50 con sus proveedores.

Hay sectores donde podemos encontrar mayor regulación, mayor demanda por parte de los clientes o mayor conciencia en general por el tipo de industria al que pertenecen. La tendencia solo indica que a nivel global, las compras sostenibles no son solo un tema para la industria textil, oil & gas o alimentos y bebidas, sino que conforme pasa el tiempo, las demandas caerán para todos los sectores.

Experiencia ResponSable

En ResponSable, hemos tenido la oportunidad de trabajar con algunas empresas que se han ocupado en potencializar y  desarrollar la responsabilidad social con sus proveedores.

Una de ellas es Iberdrola, empresa de energía eléctrica renovable con quien trabajamos de la mano para asesorar a dos Pymes de su cadena de valor que nunca habían tenido un acercamiento formal a la responsabilidad social y que, al ser justamente Pymes, creían que no podían contribuir al desarrollo sostenible.

A través de nuestra asesoría, logramos co-crear con ellas una visión más sostenible de manera que pudieran contribuir al contexto ambiental y social, así como fortalecer y hacer más transparente la relación que ya tienen con Iberdrola, lo cual les permitió tener el Distintivo ESR del Cemefi.

Para lograrlo, les dimos las herramientas necesarias para optimizar su gestión interna, de manera que pudieron desarrollar políticas sobre su gestión de la responsabilidad social en la organización; en pocas palabras, les ayudamos a identificar sus prioridades y cómo enfocarse en ellas.

En conclusión, es importante compartir que una cadena de valor sostenible es trabajo conjunto: tanto proveedores como compradores tienen la oportunidad de fortalecerse mutuamente y por ello es importante asegurar que se implementen iniciativas desde ambas partes.

Un comprador puede establecer estándares y un proveedor puede cumplirlos, pero es mucho más satisfactorio y enriquecedor cuando el proyecto de desarrollo se lleva a cabo en colaboración.

Si estás interesad@ en fortalecer tu gestión de la RS y contar con una cadena de valor más sostenible, puedes contactarnos al correo hola@responsable y con gusto podemos conversar.


Por cierto, hace poco nuestra Directora General, Gwenaelle Gerard dio un webinar en alianza con Achilles, sobre la importancia de las compras sostenibles. Puedes verlo si te registras dando click aquí.

Cómo calificas el artículo:

Evalúa la utilidad del contenido de 1 a 5 estrellas

Promedio / 5. Conteo:

Sentimos que este artículo no sea útil para tí

Permitenos mejorar esta publicación

Comentarios